30. Oktober 2018

DESPEDIDA Y BIENVENIDA

 

 

Al ir, iba llorando llevando la semilla; al volver vuelve cantando, trayendo sus gavillas.“


Con este verso del Salmo 125 les dirijo el informe ofical de los dos últimos acontecimientos ocurridos entre nosotros. Informe que podrá traducirse en agradecimiento y bienvenida.


Agradecimiento a nuestro querido amigo el Padre Rudesindo Olmos, para muchos de nosotros nuestro querido „Rude“. Su trabajo pastoral silencioso y bondadoso durante 21 años en la Misión de Heilbronn, „San Juan Evangelista“, llegó a su término luego que él mismo con el acuerdo del Superior Ordinario de la Congregación Salesiana, a la cual pertenece, decidió solicitar su retiro. A su lado habíamos estado hace poco con motivo de la celebración de sus 50 años de vida sacerdotal. Como entonces, el pasado domingo 28 de Octubre muchos miembros de la Comunidad de Heilbronn y alrededores se hicieron presentes en armoniosa Eucaristía y frugal convivencia. Rude nos compartió su nueva destinación: Zamora, en donde seguramente nos encontraremos pronto.


Bienvenida al P. Andrés Felipe Díaz de la Diócesis de Palmira, Colombia. Mi corazón rebosa de alegría al saber que una de nuestras Misiones inicia una nueva etapa con la llegada de un nuevo Pastor. Si bien la partida de Rude no nos alegra, la llegada del P. Felipe es un signo de esperanza para esta Misión. Como Delegado no puedo no expresar el gusto que me da que esta sucesión se logró sin huecos temporales y con traspaso en paz de responsabilidades. Yo he tenido el gusto de acompañar al P. Felipe para su llegada a este país y sus primeros pasos. Ya realizó una estancia de aprendizaje de la lengua teutona en Frankfurt junto a una familia de belleza colombiana que poco a poco ha establecido lazos de afectos con esta Delegación y a la cual estoy profundamente agradecido. Puedo dar testimonio de las ganas que tiene Felipe por servir como misionero en esta Europa que algunos llaman „postcristiana“. En nombre de las 32 restantes Misiones que conforman esta Delegación extiendo al P. Felipe un abrazo de bienvenida asegurándole que juntos compartiremos proyectos y con verdadera fraternidad sacerdotal nos apoyaremos para cuidar del „tesoro de la Iglesia“ que son los emigrantes.


Compartimos el Altar y la Mesa: Roland Rossnagel, Párroco de Sankt Peter und Paul donde se encuentra la Misión, Joseph Ambasseril Capellán de la Comunidad Italiana de Heilbronn y Carsten Wriedt, Diácono, de la Iglesia local alemana. Y no podríamos faltar la mancuerna de Stuttgart el P. Antonio Calderón que hace mucho honor a su apellido y yo en calidad de Delegado Nacional y responsable de la Misión de Stuttgart y quien ya desde ahora da la bienvenida a Felipe a la Zona Sur. Una Santa Misa con piedad y fervor. Bellas palabras de despedida y bienvenida, regalos de lo uno y lo otro, comidas, bebidas, bailes y la interpretación al piano de Rude hicieron de esa tarde de octubre una expresión del verdadero humanismo cristiano.


Rude, „¡ojalá puedas cargar la Gavilla repleta que te llevas!";


Felipe, „¡tienes harta semilla que sembrar y no tienes que llorar para hacerlo o, en todo caso, lloramos juntos… sirve que lo regamos“.


Raúl Herrera - Delegado Nacional - Bonn

 


Etiquetas: comunicado de prensa

 

Artikelgröße:
552 Wörter, 3581 Zeichen exklusive Leerzeichen, 4132 Zeichen insg.

 

Enlace permanente:
http://snd.iksebk-host.de/index.php?id=1540884196-082316


 

Zurück zur Startseite

 

 
 

 

     

 

Delegación Nacional de las Misiones Católicas de Lengua Española en Alemania
Spanischsprachige Katholische Nationaldelegatur in Deutschland

Bernard-Custodis-Str.1
D-53113 Bonn

Telefon +49 - 228 - 34 30 73
Fax: +49 - 228 - 85 86 56

e-mail:
delegado@kath-kirche-snd.de
website: www.kath-kirche-snd.de